sábado, 4 de marzo de 2017

El huerto de manzanos. Susan Wiggs


Opinión personal: Un anciano, una escalera sobre el árbol de manzanos, un mal movimiento.

Tess trabaja para una casa de subastas, ama su trabajo, de hecho es a lo que dedica su vida, y quizá a la amistad, cuenta con un grupo de amigos para divertirse, pero hay un vacío que intenta negar, nunca se ha enamorado, y en cierto modo lo evita. Su abuela y su madre no tuvieron suerte en el amor, madres solteras, por lo que se ha vuelto desconfiada. Tess no conoce el pasado de su madre por completo pero está por descubrirlo.

Cuando Dominic Rossi aparece en su trabajo para informarle que su abuelo paterno ha sufrido una caída que le ha dejado en coma, además hay un testamento donde ella queda como dueña de la mitad de un huerto de manzanos, la otra mitad corresponde a su media hermana, que no sabía que existía.

Empieza un nuevo mundo para Tess, quien parecía tener todo controlado. Conocerá el amor de una familia y se conocerá a sí misma. Llegando a tomarle aprecio al lugar y a su gente, por lo que cuando descubre que el huerto está a punto de quebrar y ser tomado por el banco, inicia la búsqueda incansable para una solución. Se une a su hermana, conoce mejor a su madre, y se enamora por primera vez.

¿Dejará entrar al amor en su vida? ¿Perdonará a su madre las mentiras del pasado? ¿Despertará el abuelo del coma? ¿Perderán el huerto?

Ha sido una historia muy linda. Te lleva del pasado al presente, te permite reflexionar sobre tu vida, las decisiones que tomamos y sus consecuencias, la importancia de no guardar secretos trascendentales, el perdonar nuestros errores y siempre trabajar por ser mejor persona, haciendo feliz a ti mismo y a quienes te rodean.

SINOPSIS

A Tess Delaney le encantaba descubrir historias, devolver tesoros robados a sus legítimos propietarios y llenar los vacíos del corazón de la gente con explicaciones sobre el legado de sus familias. Pero la propia historia de Tess estaba llena de lagunas: un padre al que nunca conoció y una madre que pasaba más tiempo trabajando que con su hija.

Y, de repente, se presentó el enigmático Dominic Rossi en la puerta de su casa con la noticia de que su abuelo, al que nunca había conocido, estaba en coma y ella iba a heredar la mitad de una finca de manzanos llamada Bella Vista. El resto le sería legado a Isabel Johansen, una medio hermana que ni siquiera sabía que tenía.


Frente al fértil paisaje de Bella Vista, con Isabel y Dominic a su lado, Tess comenzó a descubrir un mundo en el que la familia era lo primero y las raíces de la propia historia se hundían muy profundamente.


4 comentarios:

  1. Parece una hermosa historia. Me ha gustado lo de quedarse con la mitad del huerto.
    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Violeta por estar pendiente! abrazo

      Eliminar
  2. Hola, no conocía este libro. Me lo apunto en la lista de futuras lecturas.
    Te sigo, soy de la iniciativa blogs asociados.
    Un saludo

    ResponderEliminar